Silvio Rodríguez por los barrios #VDLN


El miércoles volví a asistir a un concierto. Hacía más de dos años que no escuchaba música en directo y la vuelta a las buenas costumbres no pudo ser mejor. Silvio Rodríguez está de gira por España y había decidido dar un concierto gratuito en un barrio humilde de Madrid, al estilo de los que ofrece en las zonas más desfavorecidas de la Habana para llegar a aquellos que no pueden costearse una entrada. Música en la calle, cultura para el pueblo. Que alguien con el caché de Silvio plantee un espectáculo así asumiendo los costes del mismo me parece sencillamente revolucionario. Ismael Serrano fue el cómplice necesario para organizar esta aventura. Aute y Luis Pastor los compinches de lujo en una noche de Cantautores con mayúsculas.



Por desgracia me perdí las primeras horas porque precisamente ese día tenía que salir más tarde del trabajo. Pero según me acercaba al auditorio de Villa de Vallecas, me sorprendió gratamente comprobar que había tanta gente arremolinada alrededor de un escenario al aire libre que quizás nunca haya visto un público tan entregado. En la zona más despejada me esperaba Papá-Raro con Niña-Rara en hombros, aplaudiendo y entusiasmada con el ambiente. "Mami, mucha gente, musiquita" fue lo primero que me dijo con cara de asombro al verme llegar. Para el papá este concierto era una ocasión muy especial, ya que la última vez que escuchó a Silvio en directo fue hace ya más de 20 años y todavía al otro lado del charco. Creció escuchando su música, la de Violeta Parra, Víctor Jara, Mercedes Sosa... De la mano de un padre muy comprometido políticamente, y que espero algún día pueda ejercer más de cerca esa buena influencia guerrillera sobre su nieta.



Durante las más de cuatro horas de recital ondearon banderas cubanas, se sucedieron los gritos de "Alfon libertad", "España mañana será republicana", "sí se puede" y cuando salió Silvio incluso "no se ve" (estaba sentado muy atrás) a lo que el cubano respondió con más razón que un santo que allí se iba a escuchar, no a ver. La intervención de Luis Pascual fue la más combativa: elogió Vallecas como barrio obrero y reivindicativo, mencionó que hace un año el Ayuntamiento no habría permitido algo así, habló de la dictadura, de mujeres luchadoras, del arranque de campaña y de tiempos de cambio, de ilusión que inundaba en ese momento la noche y parecía tener el poder de amplificarse a los cuatro vientos.



Luego Silvio fue desgranando un tema tras otro, que la multitud coreaba emocionada. Con Ojalá nos marchamos, porque la pequeña festivalera ya comenzaba a decir "Mami, a casita, a cama, ahora mismo". Y dormimos con una gran sonrisa en los labios, felices por haber vivido unos momentos mágicos, orgullosos de un barrio que cada vez sentimos más nuestro y orgullosos de poder contarle algún día a nuestra pequeña que este fue su primer gran concierto.

6 comentarios:

  1. Madre mía, qué cartelón contestatario. ¿Y no estaba por allí Pablo Iglesias? ¿Y el fantasma de Carrillo?

    ResponderEliminar
  2. Me encanta que quieran acercar la música a todo el mundo, ya que la cultura tendría que ser asequible para todo el mundo, dice mucho de ellos. Geniales!!

    ResponderEliminar
  3. He vivido muchos conciertos en ese auditorio, que recuerdos.

    ResponderEliminar
  4. Debió ser un espectáculo inolvidable.Aunque no sea el tipo de conciertos al que suelo asistir, de haberlo sabido me habría acercado sin dudarlo. Gracias por compartirlo. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Yo reconozco que soy mas de Ismael Serrano, pero vaya trio! Un cartel magnifico!! Buena semana!

    ResponderEliminar
  6. Menudos artistas!!. Aunque llegarais tarde, más vale tarde que nunca jjjj. Buen finde!!

    ResponderEliminar

Por favor, comenta con toda libertad. Me encantará saber lo que piensas.