Viernes dando la nota: Sigur Rós

#ViernesDandoLaNota Sigur Ros

Hace un par de días descubrí esto del Viernes dando la nota, un carnaval de blogs para llenar de música el fin de semana que comenzó Mamirami. Aquí podéis ver cómo funciona. Precisamente la segunda entrada de este blog habría sido muy apropiada para la iniciativa, aquella en la que hablé de David Bowie, lo importante que ha sido en nuestra historia familiar en particular y en la vida de tantas personas en general. Y como la música siempre ha sido tremendamente importante y está muy presente en mi día a día, me sumo a los #ViernesDandoLaNota con Sigur Rós, el grupo que me acompañó incansable durante las primeras semanas de postparto. Este Hoppípolla (Saltando en los charcos), de su cuarto álbum Takk.. quizás sea uno de sus temas más conocidos (creo recordar que ha sido utilizado en publicidad) y el vídeo de los abueletes volviendo a la infancia me encanta:


No creo que haga falta presentación a estas alturas, pero Sigur Rós es un grupo islandés de post-rock formado a finales de los 90. No sé qué tiene todo lo que viene del frío que me fascina. Los temas de los primeros discos de estos islandeses, con títulos totalmente inpronunciables, me hacen pensar en vikingos navegando entre la bruma, viajes a través llanuras verdes y solitarias... Es música etérea, orquestada, que hace soñar. Imposible entender las letras sin buscar la traducción, pero ni falta que hace. Su último disco tal vez fuera un poco más oscuro, pero igualmente de ensueño:


Y precisamente en una densa neblina, entre la melancolía y la felicidad más absoluta, llorando todos los días de impotencia y de alegría, me sentía yo durante las primeras semanas tras el nacimiento de Niña-Rara. Papá-Raro tuvo que regresar al trabajo antes de lo deseable (en aquel momento creía que podía con todo, pero ahora miro atrás y ese par de semanas con él habrían sido lo ideal) y nosotras nos quedábamos solas en casa, unidas por la teta durante horas. Además la pequeña alien era mucho más demandante de lo que jamás habría imaginado, en cuanto se sentía fuera de nuestros brazos lloraba desconsoladamente. El porteo nos salvó la vida, pero esa es otra historia... Yo dormía cuando dormía ella, que era más bien poco, y en esas mañanas sin papá, me ponía a Sigur Rós y nos quedábamos las dos echadas en la butaca, o directamente en la cama, yo abrazando a ese nuevo ser tan frágil, tan dependiente y tan hermoso y ella prendida de mi pecho o simplemente dormitando entre mis brazos. Perdí la cuenta del número de veces que pude escuchar el siguiente tema, Svefn-g-englar (Ángeles Sonámbulos), con el álbum entero al que pertenece, Ágaetis Byrjun, una preciosidad de principio a fin:


No me negaréis que es la música perfecta para un nacimiento reciente, sobre todo tras leer la traducción de la letra, con esa voz de falsete que parece de otro mundo y con ese sonido de fondo que hace que te sientas en el mismísimo útero materno. Hasta la portada del disco me decía "¡Escúchame!" con un feto de angelillo que a mi siempre me ha parecido un poco alienígena. Muy apropiado también, porque durante el embarazo llamaba Alien a Niña-Rara, pues con las patadas que daba pensaba que iba a terminar con la barriga atravesada cual Teniente Ripley.

Fue la banda sonora de nuestras primeras semanas y aún hoy cuando escucho a Sigur Rós se me salta la lagrimita.

13 comentarios:

  1. Ya es el segundo viernes dando la nota que estoy aquí!!! Que ilusión!!! Ahora solo me queda hacer que mi marido venga a comentaros, pero ya es un paso que quiera participar y ya haya puesto dos post!!

    Feliz viernes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y por tu comentario.

      Eliminar
  2. Mamá Rara, los niños y niñas que vienen ahora sí tienen un poco de aliens. En vez de venir con un pan bajo el brazo, vienen con un iPad.

    El último vídeo es realmente placentario...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, placenteramente placentario ;) ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Es una música un poco intensa, me encantan los principios, pero llega un momento en el que es demasiado para mí. Tengo que escucharlo más despacio, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego no es para salir de fiesta, pero a mi me encanta ponerla de fondo mientras hago otras cosas. Gracias por comentar!

      Eliminar
  4. La verdad es que es muy ambiental, relajante. Me ha gustado y Bienvenida!! Qué tengas feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la bienvenida. ¡Feliz semana!

      Eliminar
  5. Bienvenida a los VDLN!! Reconozco que no los conocia, pero ahora mismo me los apunto en la mente, suenen genial!! Buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te los apuntes. ¡Feliz semana!

      Eliminar
  6. Hola, guapa! te escribo para comunicarte que te he nominado a un premio. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría! Mil gracias por pensar en mi. Ahora mismo me paso. Esta semana estoy a tope pero a ver si me da tiempo a responder...

      Eliminar
  7. Que gran banda. Oye , buen gusto musical también :).Recuerdo que cuando armamos un cd de música para el parto del pequeño, incluí dos temas de ellos ( von y vaka creo que eran). Lamentablemente el parto fue un poco más complicado de lo que pensamos que sería y no hubo tiempo para reproducir el cd.

    En fin...gran elección para #VDLN.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Por favor, comenta con toda libertad. Me encantará saber lo que piensas.