Un bebé en el congreso


De verdad que a veces no entiendo las polémicas que se alimentan desde ciertos grupos en las redes sociales. Y me molesta sobremanera que a estas alturas el gesto de una mujer se tenga que cuestionar con insultos más que con argumentos. Hoy Carolina Bescansa, diputada de Podemos, ha sido centro de las críticas por acudir al Congreso con su bebé de 5 meses y ¡oh sacrilegio! darle de mamar durante la sesión.


Si bien yo no metería a mi bebé en el Congreso, por si se le pudiera contagiar la hostilidad y desvergüenza que destilan muchos de los allí presentes, he de reconocer que al leer la noticia mi primera reacción ha sido soltar un "¡Ole sus tetas!". Ya va siendo hora de que dejemos de escandalizarnos por ver una teta en cualquier escenario público.

Lo que ha hecho hoy Bescansa es un gesto importante. Se trata de visibilizar un problema, el de la conciliación de la vida familiar y laboral, o como tal lo he entendido yo. Y es que de lo que no se habla no existe. Ya está bien de considerar la crianza (y los cuidados) como algo privado que no puede trascender al ámbito de lo público. Al invisibilizar los cuidados consiguen convencernos de que no es un trabajo valioso. En una sociedad que solo valora el trabajo remunerado, que antepone la productividad a cualquier otra cuestión, un gesto así puede molestar a muchos, y no hay más que comprobar quiénes son los más beligerantes ante el gesto de Bescansa... Por eso me alegro.

Luego está el tema de el cuestionamiento constante de cualquier decisión que tomemos las mujeres respecto a la crianza.  Me da igual que haya una guardería en el Congreso, que esta mujer tenga niñera o en qué medida comparta las responsabilidades con su pareja. Ha hecho lo que le salía de las tetas, lo que ella consideraba mejor para su bebé en ese momento (no separarse de un lactante durante demasiadas horas) y merece todo el respeto por ello. Claro que hay muchas mujeres que no pueden hacer los mismo, pero ¿por ello debemos censurar a las que sí tienen esa posibilidad?

Por no hablar de la niño-fobia que existe en nuestro entorno. Parece que los niños no pueden convivir con el resto del mundo en los espacios públicos. Nos conminan a encerrarlos en guarderías, en lugares "apropiados" para ellos, no vaya a ser que molesten con sus juegos, sus risas o sus llantos, incluso con su simple presencia, a los respetables adultos. Una sociedad que no tolera a la infancia, triste como los hombres grises. Mejor nos irían las cosas si la crianza fuera compartida por toda la comunidad, si contáramos con una gran tribu para cuidarnos los unos a los otros. Tal vez esos hombres y mujeres grises dejarían de escandalizarse por ver a un bebé en el mejor lugar para él, los brazos de su madre, esté en el trabajo o en la pescadería.

Lo único que me chirría de todo este asunto es que ningún diputadO se plantee hacer lo mismo. Entiendo que en este caso la teta solo la puede dar ella, pero echo en falta la visibilización de padres cuidadores. Cuando ellos se impliquen igual que las mujeres en la crianza, renuncien por igual a su vida laboral, tal vez se acaben actitudes discriminatorias como aquella declaración de que los empresarios prefieren no contratar a mujeres que puedan quedarse embarazadas, que por patético e indignante no deja de ser todavía una realidad.

Ya habrá tiempo para hacer propuestas al respecto que muchas madres y padres echamos de menos, como el aumento de las bajas por maternidad y paternidad, que actualmente resultan ridículas. De momento, aplaudo enérgicamente el gesto de esta mujer que, al menos por un día, ha conseguido situar en el centro de atención el tema de los cuidados.

2 comentarios:

  1. Ole por ti! Mejor no se puede explicar. Suscribo todo lo que argumentas en el post al 100%. Asusta más una mujer dando el pecho que una película de terror. Vivimos en una sociedad muy hipócrita. Ten hijos, cuántos más mejor... Pero escóndelos donde no molesten. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está: presionan a las mujeres para procrear (como aquélqunoquieromencionar que dijo que una mujer no estaba completa hasta que era madre) y luego cuando los tienes, que no se noten demasiado, que hasta que tengan edad de ponerse a producir para el sistema, molestan. Un besazo!

      Eliminar

Por favor, comenta con toda libertad. Me encantará saber lo que piensas.